A 4km del Cerco de Artajona se sitúan los prehistóricos dólmenes de Artajona. Se trata de los vestigios de dos construcciones megalíticas (sepulcros), y se encuentran bastante cerca la una de la otra. Se les denomina “Portillo de Enériz” y “Mina de Farangotea” respectivamente y son muy importantes dentro de la cultura megalítica en Navarra, ya que poseen una característica única que no posee ningún otro monumento megalítico en Navarra ni, de hecho, en todo el Pirineo occidental: poseen puertas perforadas.

Puede llegar en coche hasta el dolmen del “Portillo de Enériz” y recorrer a pie los 800 metros de distancia que hay hasta el dolmen “Mina de Farangotea”. Solicite una visita guiada para obtener amplia información acerca de ambos.